sábado, 25 de abril de 2015

OPINIONES DESPUES DEL 12-17-14 (ERWIN DORADO : PUNTO FINAL)

PUNTO FINAL
El presidente Obama no sólo ha polarizado a EEUU, sino también al exilio cubano en este país. Antiguamente la comunidad cubana en EEUU pensaba y actuaba casi monolíticamente. Eran en su mayoría verdaderos refugiados políticos, eran dolientes, es decir, personas a quienes el régimen dictatorial cubano había asesinado un padre, un hermano, o habían sufrido en carne propia persecución, encarcelamiento, o despojo de propiedades y futuro en su misma patria. Podían categorizarse como parias. Después del Mariel todo cambio drásticamente, comenzaron a arribar personas menos o nada comprometidas políticamente con la oposición a Castro. La inmigración pasó a tener mayoritariamente un carácter económico. Tan es así que hoy en día la lotería de visa se la puede ganar desde un antiguo miembro del partido comunista hasta un ex coronel del Ministerio del Interior, la represiva polícia política cubana. Miami está lleno de esos tipejos, y ni qué hablar de su descendencia. Hay más hijos de generales, coroneles, comandantes, capitanes y tenientes de las Fuerzas Armadas y el MININT viviendo en Miami que hijos de disidentes aún en Cuba. Se trata por tanto de individuos que directa o indirectamente todavía siguen atados al régimen, unidos a esa desalmada tiranía por el mismísimo cordón umbilical, sanguíneamente. Y lo más interesante, están agradecidos de la Revolución y les importa un bledo, como buenos hijos de sus padres y madres, el dolor y la queja de sus víctimas. Estos constituyen los elementos más proclives a alinearse con el partido Demócrata por su política de apertura hacia la dictadura. Son los que te dicen, argumentando: "hay que superar los agravios del pasado, el rencor y el odio", como si la represión y las ofensas en Cuba hubieran cesado, como si toda esa impostura humana fuera cosa realmente del pasado. Sin embargo, y aquí está lo curioso, no son capaces de decirle lo mismo a los agresivos partidarios del régimen, y cuando pálidamente se aventuran a decir algo, lo hacen sin mencionar el nombre de Fidel o Raúl. No, eso es tabú, entonces usan un lenguaje casi metapoético, digno de un Góngora o un Dadá. Ahora, eso sí, vociferan obscenamente en las redes sociales contra los que piensan diferente a ellos como si estuvieran en un "acto de repudio" en su país. Han llegado incluso --es lo que hizo un conocido mío radicado aquí en Miami, que va descontento y amargado de un lado a otro como una gallina loca que no sabe dónde poner el huevo-- al colmo de proponer que los que no estén de acuerdo con la política de Obama y quieran justicia que se vayan a Cuba a pedírsela a Raúl. ¿Hace falta extender el comentario? No, punto final.


jueves, 23 de abril de 2015

IROEL: USTEDES TIENEN A SU CHE GUEVARA NOSOTROS TENEMOS A NUESTRO FELIX ISMAEL RODRIGUEZ MENDICUTIA


EXCLUSIVA: A VILLAGRANADILLO LO ESTAN MONITOREANDO EN "PUNTO CERO" ESTE ARTICULO DE LA "PUPILA INSOMNE" LO EVIDENCIA. AUNQUE PADECE DE VARIAS INEXACTITUDES.


Iroel Sánchez Un comentario dejado en mi texto "La lista de terroristas que le queda a Obama" me llevó a investigar con fuentes en Miami y amigos en la delegación...
LAPUPILAINSOMNE.WORDPRESS.COM
Like · Comment · 

miércoles, 22 de abril de 2015

POLITICOS DE LA VIEJA ESCUELA: EL PORTAL ei A LA CAZA DEL SELLO POLITICO MIAMENSE ALGO FOLKLORICO:

Inicio » Headline
Emilio Ichikawa director de ei con amigos en homestead

En el tema Cuba, Taddeo no podrá repetir los argumentos de Joe García

Enviado por  en abril 22, 2015 – 5:50 am
Emilio Ichikawa
El pasado 5 de abril (2015) la periodista Patricia Mazzei confirmaba como información algo que ella misma había aventurado el 14 de enero: que la empresaria de origen colombiano Annette Taddeo (D) disputaría en las elecciones de 2016 el escaño que actualmente ocupa el Republicano Carlos Curbelo como Representante del Distrito 26 de Florida en el Congreso Federal.
Curbelo derrotó en noviembre de 2014 al entonces titular, el Demócrata Joe García; quien a su vez había derrotado dos años antes al Republicano David Rivera.
La opinión que quisiera compartir en este apunte es simple: que después de los mensajes de Raúl Castro y Barack Obama el 17 de Diciembre de 2014 sobre las relaciones entre Cuba y EEUU, Annette Taddeo no podría repetir sin descrédito en su campaña política los argumentos que sobre el tema cubano había usado Joe García.
Cuando García pierde aquellas reñidas elecciones (2008) frente a Mario Díaz-Balart, ya se presenta como un político “nuevo”; en el sentido de que reta a una figura encuadrada en la ortodoxia del establishment cubanoamericano en cuya agenda destacan dos puntos interrelacionados:
1-Democratización de Cuba y caída del gobierno de los Castro
2-Restricción de los viajes a Cuba y defensa de las sanciones a la isla; dando por sentado que estas medidas ayudaban a lograr el punto 1
El argumento que presenta Joe García al electorado y la opinión pública del sur de Florida hacía un quiebre en la conexión entre los puntos 1 y 2 de la ortodoxia anticastrista. Es decir, García se presentó ratificando (con Díaz-Balart) que era necesario democratizar a Cuba y sacar a los Castro del poder, pero torcía al asegurar que precisamente para lograrlo había que invertir el punto 2: no limitar sino aumentar los viajes a Cuba; no apretar sino relajar o quitar sanciones.
Los activistas a favor de García empezaron a difundir su interpretación de la política hacia Cuba; garantizando que se trataba de perseguir el mismo objetivo, solo que por vías distintas.
Esta versión se fue abriendo paso gradualmente, hasta el punto de que hacia el 2012 solo un pequeño grupo se atrevía a defender públicamente en Miami que lo que decía Joe García era hacerle el juego a los Castro. Esta afirmación ameritaría un análisis aparte, porque lo cierto es que ocasionalmente la prensa oficial cubana le saca a Joe García dos manchas en el expediente por transgredir la “ideología de Estado”:
1-García ha militado en una organización y mantiene amistad con miembros que han proyectado atentar contra la vida de Fidel Castro
2-García se opuso a la libertad de Los Cinco
Las dos intervenciones públicas realmente plantadas contra la posición de García que mi memoria retiene, son las de Iliana Curra frente a una impertinencia del Padre José Conrado en la Iglesia St. John the Apostle de Hialeah; y las sistemáticas denuncias deManuel Prieres sobre contubernio miamense con el castrismo en su sitio “Villa Granadillo”.
Si el debate entre el anticastrismo ortodoxo (Mario Díaz-Balart, David Rivera) y el anticastrismo reformado (Joe García) se hubiera mantenido como un tema local en torno a las elecciones por los Distritos del sur de Florida, la pelea hubiera sido más pareja. Pero dos cosas inclinaron definitivamente la balanza hacia una llamada “nueva mayoría”:   
1-Joe García contó con un enorme respaldo de disidentes y opositores a Castro que gracias a la reforma migratoria raulista llegaban a Miami con la legitimidad moral de haber permanecido en la isla durante mucho tiempo.  
2-Y algo más bien espectacular: Como se ha comprobado después, el tipo de estrategia hacia Cuba que defendía Joe García no era algo que simplemente se le hubiera ocurrido a él, ni se trataba de un consejo del experimentado Demócrata Raúl Martínez, ni era un dictado de la Fundación Nacional Cubano Americana a su protegido… Lo que Joe García defendía era ni más ni menos que la política del gobierno de los EEUU hacia Cuba; el punto de vista Presidencial.
En Miami se habla con bastante atrevimiento sobre cualquier tema; en un amplio rango que va desde la genialidad hasta la estupidez. Pero cuando el Presidente de EEUU “pita” hacia abajo, la clase política cubanoamericana se tira en plancha. Sin que importe la filiación partidista.
Y Obama “pitó”. Tan fuerte, que cuando en la primavera de 2013 su muchachita llegó a Miami, personas que presumiblemente iban a criticarla fueron “asustadas”. Manuel Prieres documenta incluso un caso de agresión. Armando Pérez Roura fue advertido en Radio Mambí de que no criticara, llegando a decir en un programa que no iba a criticar, pero tampoco iba a censurar al que quisiera criticar. Y a los “Rocky’s de Miami” los apartaron de la Torre de la Libertad para que no molestaran a Yoani Sánchez. No quiero decir que ella sea responsable de la discriminación desatada en Miami bajo el pretexto de protegerla del los “radicales” del exilio histórico; a lo mejor ni siquiera conoce este episodio.
Es inconcebible que en el día de hoy Ninoska Pérez Castellón y Frank Calzón protesten contra la política del Presidente Obama hacia Cuba, cuando ellos mismos apoyaron a los disidentes que abrieron paso a esa política en Miami. Porque esto debe quedar claro: La implementación de la actual política norteamericana hacia Cuba no necesitaba, pero sí contemplaba, la exclusión del anticastrismo miamense.
Subrayo la frase anticastrismo miamense porque después del 17 de Diciembre de 2014 quedó claro que no existen dos anticastrismos. La apertura de Embajadas, la aprobación acelerada de licencias de OFAC, la exclusión de Cuba de la lista de países que promueven el terrorismo, etc., no son acciones encaminadas a tumbar a la dictadura castrista por otros medios; es sencillamente el reconocimiento por parte de EEUU de que la Cuba de Castro no es un aliado ideal pero sí posible.
Es precisamente esta evidencia la que inhabilita a Annette Taddeo para repetir la argucia manejada una vez por Joe García. De Taddeo puede decirse que es una política perdedora, pero no que es mentirosa; por eso imagino que no insistirá en que los pasos del Pte. Obama respecto a Cuba buscan derrocar al gobierno de modo más sutil. En realidad no sé qué dirá Taddeo. Es una decisión que su equipo de campaña debe pensar cuidadosamente.
-IMAGEN: Candidatos, 2008. Desde la izquierda: Mario Díaz-Balart, Joe García, Ileana Ros-Lehtinen, Annette Taddeo, Lincoln Díaz-Balart, Raúl Martínez: themiamiherald
Share

lunes, 20 de abril de 2015

LOS CUBANOS NUNCA APRENDEMOS POR NUESTRA CONDICION DE ISLEÑOS CARIBEÑOS: UN DIA GUATEMALA OTRO PANAMA.


Jacobo Arbenz
Presidente de Guatemala
El presidente de Cuba
Carlos Prio Socarras 


Raúl Castro y Barack Hussein Obama en Panamá

GUATEMALA

A la Guatemala del marxista-mesiánico Jacobo Arbenz Guzmán, elegido Presidente en 1950, llega el joven Ernesto Guevara del brazo del fugitivo trotkista argentino Ricardo Rojo.
 
Jacobo Arbenz Guzmán

Guatemala por esos días convertida a toda velocidad en una réplica al carbón de la República Española de los años 30s., donde centenares de izquierdistas ya asentados en la tierra de Miguel Angel Asturias constituyen algo así como Brigadas Internacionales.

Corría el año de 1953, cuando el 9 de abril la Iglesia Católica guatemalteca difunde una Pastoral denunciando a los comunistas participando en el gobierno de Arbenz. La Pastoral está firmada por el mismísimo Obispo Mariano Rossell Arellano, donde –entre muchas cosas- denuncia el recibimiento de armas de procedencia Checoeslovaca para entregárselas a las recien organizadas milicias populares.

A todo ello Guevara y su grupo recien llegado a Guatemala, compuesto por Ricardo Rojo, Eduardo “Gualo” García, Oscar “Valdo” Valdovinos y Andro “Petiso” Herrero, se irán a hospedar en una Pensión frente al Parque de Ciudad Guatemala.

En dicha pensión Guevara conocerá a varios cubanos enviados por el marxismo mesiánico de la isla a apoyar el experimento rojo de Jacobo Arbenz: Antonio “Ñico” López (alto y flaco y participante en el ataque al cuartel de Bayamo cuando el 26 de Julio). Mario Dalmau (bullicioso y autosuficiente), Antonio “Bigotes”, Darío López y José Miguel “Che-Che” Vega Suárez (este ultimo enfermó del estómago y Guevara lo atendió).

Algunos de estos cubanos se identificaban como “moncadistas” que habían ido a apoyar al gobierno de Arbenz, de igual manera que el comunista cubano, Severo Aguirre, formando parte de la Legión del Caribe también hacíendo acto de presencia en Guatemala.

El cubano “Ñico” López fue el que le dijo por primera vez a Ernesto Guevara: “Che”. Fue el que lo bautizó pero por supuesto que sin agua bendita.

Ernesto Guevara y algunos de los cubanos se dedicarán a vender estatuillas del Cristo Negro de Esquipulas en el Parque que tenían frente a la Pensión.

Es en Guatemala que Guevara conoce a la aprista peruana Hilda Gadea presentada a él por Ricardo Rojo. Una mujer con marcados genes indo-chinos en su físico. De bella no tenía nada; pero, sin embargo, toda una potencia intelectual conocedora de las más importantes y necesarias lecturas marxistas.

Hilda Gadea será la que presentará a Guevara toda una constelación de personalidades nacionales y extranjeras de la izquierda militante, dadas cita en la Guatemala de Arbenz para empujar sus hombros en la comunización del país.

Entre muchos tendremos al profesor estadounidense marxista Harold White; Alfonso Bauer (Ministro de Economía), Jaime Díaz Ressuto (Secretario de Jacobo Arbenz); El exiliado politico nicaragüense profesor Edelberto Torres y su hija Myrna quien trabaja junto a Hilda Gadea en el Instituto de Fomento a la Producción en Guatemala . Así como Edelberto Torres Jr., nicaragüense, fungiendo como Secretario General de la Juventud
Comunista de Guatemala (puro internacionalismo). Algo difícil de entender esta ingerencia foránea dentro del gobierno de Arbenz; pero –cuidado- muy lógico dentro del llamado internacionalismo de la época donde en gobiernos como de Honduras , de El Salvador , de Guatemala (específicamente el de Juan José Arévalos) tenían en sus Ministerios de Gobierno a extranjeros internacionalistas. Lo mismo que en la Cuba del Presidente Carlos Prío Socarrás fueron sembrados en puestos de gobierno  extranjeros internacionalistas.
 
Dr. Carlos Prío Socarrás (Pdte. de Cuba)

A propósito del presidente cubano Dr. Carlos Prío Socarrás,  a raíz de una intentona de derrocamiento del Presidente de Guatemala el marxi comunista Juan José Arévalos y necesitados los aviones de su Fuerza Aérea de unas piezas escenciales para poder volar, fue el gobierno cubano de Carlos Prío Socarrás quien le hubo de suministrar dichas piezas enviando desde la isla una nave de la fuerza Aérea cubana piloteada por el capitán David Cartaya ( quien a su vez era el piloto pe rsonal del Dr. Aureliano Sánchez Arango, Ministro de Educación del gobierno de Prío, quien en el pasado había pertenecido al Partido Comunista de Cuba).

De esta manera se producía una flagrante intervención de Cuba en los asuntos internos de Guatemala, y siendo determinante la ayuda de Cuba con el suministro de piezas a los avi ones del gobierno de Arévalos, para abortar el intento de derrocar al marxi-comunista Arévalos. Preludio, en los meses subsiguientes, de la llegada a Guatemala de Jacobo Arbenz Guzmán y era Cuba la que daba el puntillazo final para que así fuese.

Y qué decir de esas Fuerzas Vivas cubanas, que en su momento, apoyaron con vehemencia a que Jacobo Arbenz Guzmán se consolidara en el poder en la hermana mayor del istmo y el comunismo fuese una realidad.

A continuación la relación completa de  firmantes cubanos de una Carta A La Opinión Pública en solidaridad con el régimen de Arbenz:

Firmado por Jorge Mañach, Guido García Inclán, Domingo Villamil, Pelayo Cuervo, Elías Entralgo, José Angel Bustamante, Augusto Fernández Conde, Juan Govea, Francisco Carone, Waldo Medina, Merio Carreño, Martha Arjona, Cando (Cundo) Bermudez, Mariano Rodríguez, Alberto Alonso, José López Sánchez, A. Valdés, Arnan, José Antonio Portuondo, José Manuel Gutierrez, Juan Marinello, Francisco Lajara, Luis Benito, Ramón Guirola, Pastora Núñez, Carmen Castro, Carlos Rafael Rodríguez, Enrique Amado Ledo, Alfredo Lozano, Haydee Santamaría, Tony López, Carlos Font Pupo, Vicente González, Vicentina Antuña, Melba Hernández, Mirta Aguirre, Candelaria Rodríguez, Federico Sotolongo, Jorge V. Miranda.

Firmado por el Comité Pro Guatemala: Eduardo Corona, Martha Frayde, Enrique González Mantici, Germán Moré, Armando Fleites, Alvaro Barba, Nilo Rodríguez, Aramís Taboada, Mario Rivadulla, Omar Borges, Antonio Núñez Jiménez, Max Lesnick, René Díaz, Dolores Chenard, Fermín Flores, Juan M. Tinguao, Enrrique Barroso, Flavio Bravo, Claudio Simón, Francisco López, Raúl Valdés Vivó, Eduardo Muñoz, José M. Sánchez, Alberto Muguercia, C. Betancourt.

Nuevas Adhesiones individuales: Dres. Octavio Cubillas, Conrado Castell, José R. Vasconcelos, Juan I. Vega, José M.Pérez Lamy, Edmundo Carreras, Delio Batista, Rosa Ravelo,  Abogados.

Instituciones: Federación Estudiantil Universitaria, Consejo Director del P.P.C. (Ortodoxos), Buró Agrario de la Universidad de Oriente.

Nota: esta relación de nombres ha sido tomada del libro CANIBALISMO del autor cubano Otoniel Peña Entanza.

Otros comunistas haciendo presencia internacionalista en la Guatemala de Arbenz: Lombardo Toledano (mejicano), Pablo Neruda (chileno), Saillant y Di Vittorio (agentes europeos a las órdenes de Moscú.

Ernesto Guevara habrá de conocer también al nicaragüense Rodolfo Romero quien estuvo en su momento bajo las órdenes de Augusto César Sandino. El mismo que habrá de fungir en el gobierno de Arbenz, nada más y nada menos, como jefe de las Brigadas Internacionales en Guatemala .

En todo este contexto pudiera asegurarse que Hilda Gadea fue la persona que –además de compartir el lecho con Guevara- también pulió formal e intelectualmente a nuestro personaje. Orientándolo en lecturas fundamentales como las biografías de Mao Tse Tung, Whalt Whitman, Sartre, Freud, Adler…
 
Hilda Gaeda y Ernesto Guevara

Hilda Gadea: una frenética marxi-comunista que había venido “solidariamente” a Guatemala a practicar el internacionalismo; Guevara, por su parte, al leer a Mao adquirirá una admiración enfermiza hacia el comunista agrario de ojos razgados.

Guevara llegará a tener fascinación por Carlos Marx, simpatía por Vladimir Ilich “Lenin” y pasión por Jawaharlal Nehru (su gran héroe).

Guevara volverá a leer a Pavlo y los Reflejos Condicionados para discutirlos con el marxista estadounidense Harold White; mientras la Gadea le presentará al joven miembro del Partido Comunista guatemalteco Herbert Zeissing.

Pero obsérvese muy bien ésto: Ernesto Guevara, cuidado, nunca será el leal incondicional con sus amistades. Es así como en una discusion sostenida con Ricardo Rojo de cómo hacer la revolución; Rojo, defendiendo al vía electoral; Guevara esgrimiendo la lucha violenta y a tiros, Guevara habrá de concluir la polémica con la insinuación de que “éste –refiriéndose a Rojo- terminará siendo agente del imperialismo”.

Al ser inminente la “Operación Guatemala ” comandada por el militar guatemalteco Castillo de Armas para derrocar al régimen del también militar Jacobo Arbenz, comienzan las ratas internacionalista a abandonar el barco; entre ellas Ricardo Rojo y “Gualo” García.

Con un Ejército de Liberación compuesto por 1200 hombres en su mayoría guatemeltecos, también unos 400 hondureños, siete costarrisenses, un yucateco y uno de nacionalidad cubana Otoniel Peña Entenza, da inicio “La Operación Guatemala”.

 Guevara y la Gadea, sin embargo, se quedarán a enfrentar la “Operación Guatemala ”. Y ya bajo los bombardeos de la aviación anti comunista de Castillo de Armas, Ernesto Guevara escribe en su inseparable Diario: “…al escuchar las explosiones alrededor mío, siento tanto placer que zurro mis piernas”.

Más adelante se unirá a las milicias rojas poniéndose a patrullar las calles de la capital, mientras Hilda Gadea se alista en las Brigadas de Mujeres Comunistas.

Jacobo Arbenz huye metiéndose en la Embajada de México.


Acción ésta que le ganará el calificativo de “cobarde” por parte del nicaragüense Rodolfo Romero, quien a las diez de últimas también espantará “cobardemente” la mula, huyendo hacia Nicaragua so pretexto de seguir su lucha contra Somoza.

Con la candela cerca, Guevara también huye “cobardemente” hacia la Embajada de Argentina en Guatemala, y ya en su interior se topa –todos a buen resguardo- con muchos “pejes gordos” del Comunismo Internacional que en Guatemala querían reeditar otra España Republicana como la de Santiago Carrillo (el carnicero-asesino del Para Cuello del Jarama) y Dolores Ibarruri (“La Pasionaria”).

Finalmente, días después, Guevara sale de la embajada argentina rumbo a México acompañándole en la huída el Jefe del Partido Comunista de Guatemala: Roberto “El Patojo” Cáceres.